Prepara loncheras saludables para el trabajo

Prepara loncheras saludables para el trabajo

Llegó el momento de armar loncheras creativas y nutritivas. En el Reto Fit, te damos ideas de recetas y tips para que no pierdas la motivación.

Riesgo cardiovascular y salud mental

Riesgo cardiovascular y salud mental

La enfermedad cardiovascular es la mayor causa de muerte a nivel mundial

¿Por qué tener un coach de nutrición?

¿Por qué tener un coach de nutrición?

Descubre todos sus beneficios.

Guerra de ritmos

Guerra de ritmos

Disfruta de tus entrenamientos favoritos con música que te motive y te lleve a lograr tus objetivos.

Podcast para un estilo saludable

Podcast para un estilo saludable

Bodytech recomienda: Training Around The World, un pódcast sobre entrenamiento; Pulmón crítico para estar actualizados en temas de salud; Me siento FIT con historias que inspiran.

Libros para cultivar tu bienestar

Libros para cultivar tu bienestar

Recetas a ritmo de rocanrol con Bowl to be wild; El milagro antiestrés, del doctor Carlos Jaramillo y la guía práctica con recetas para desintoxicar la mente con Purifica tu cerebro, del autor David Perlmutter.

Salud

¿Cómo cuidar la piel y prevenir el cáncer?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y aquí te dejamos recomendaciones médicas para que cuides de ella.

Por: Leonardo Camargo*

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Tiene diferentes funciones entre ellas proteger los órganos internos, regular la temperatura corporal. Como parte de nuestro sistema inmune ayuda en la producción de vitamina D y es fundamental para nuestra vida social por su influencia en la autoimagen, expresión de emociones y el contacto con los otros.

La piel está compuesta por 3 capas: Epidermis, que es la más superficial y delgada; la dermis, en donde se encuentra la raíz del pelo, las glándulas que producen el sudor y los vasos sanguíneos; y la última capa se llama hipodermis, es la más profunda, contiene la grasa y el colágeno que sostienen a este tejido.

Dicho esto, el cáncer de piel puede definirse como una enfermedad consistente en la multiplicación rápida y desordenada de células anormales, principalmente de la epidermis. Cuando estas células están ubicadas en esta capa se llama carcinoma in situ. A medida que el cáncer avanza, las células invaden otras capas de la piel, convirtiéndose en un cáncer invasor. Cuando las células se desprenden de su lugar de origen y llegan a otros tejidos se llama metástasis.

El cáncer de piel puede ser de 3 tipos:

Carcinoma basocelular: El más frecuente, es de lento crecimiento y se da en zonas de mayor exposición a la luz solar como la cara y las orejas. Suele iniciar como un grano (llamado pápula) del color de la piel o blanco que crece progresivamente, sangra fácil y de manera reiterativa.

Carcinoma escamocelular: Menos frecuente que el anterior, pero hace metástasis fácilmente por lo que es más probable que ponga en riesgo la vida del paciente. Suele presentarse en cabeza, cuello, dorso de las manos y las piernas. Puede generarse en cicatrices antiguas como quemaduras o úlceras crónicas.

Melanoma: Deriva de las células que producen el pigmento que da color a la piel. Es más común en personas con piel clara y suele aparecer en la palma de las manos, planta de los pies, uñas y cuello. Puede originarse de piel sana o también a partir de un lunar ya existente y que va cambiando su forma, tamaño, color o textura.

¿Qué causa el cáncer de piel?

La mayoría de las veces es secundario a exposición repetitiva y prolongada a la luz ultravioleta ya sea natural o artificial sin la debida protección. Sin embargo, existen varios factores de riego que hay que evaluar de manera individualizada como: antecedente de cáncer de piel en un familiar de primer grado, tener piel muy blanca que al exponerse al sol no se broncea sino se quema, la edad avanzada, exposición crónica a ciertos químicos como el arsénico o la parafina y habitar en ciudades a gran altura (a mayor altitud más rayos UV llegan a la piel).

¿Por qué se asocia la exposición al sol con el cáncer de piel?

Los rayos ultravioleta son un espectro de luz proveniente del sol y las cámaras de bronceo. Estos rayos pueden alterar el ADN de las células facilitando la aparición de células cancerígenas.

¿Se puede tratar?

Antes de hablar del tratamiento es importante entender que el diagnóstico lo debe realizar un médico después de evaluar la condición del paciente, la lesión y con el resultado de una biopsia de piel, que consiste en tomar una muestra para hacerle pruebas, determinar si la lesión es un cáncer y a qué tipo pertenece.

De acuerdo con el tipo de cáncer, lo avanzado del mismo y la ubicación el tratamiento del cáncer de piel va desde la cirugía para extraer el tejido dañado hasta el uso combinado de cirugía con radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia entre otras. Es fundamental un diagnóstico temprano, ya que, en las etapas más avanzadas, especialmente en el carcinoma escamocelular, la cura es menos probable.

¿Qué signos de alarma me motivan a consultar al especialista?

La nemotecnia ABCDE se usa para recordar los aspectos que hay que revisar en las manchas y lunares de la piel y que sirven para detectar un posible melanoma. Si alguna de estas características está presente, consulte con su médico de confianza:

  1. Asimetría, si se comparan la mitad derecha e izquierda y superior e inferior de la lesión y se ven diferentes.
  2. Bordes irregulares como angulados o difusos.
  3. Color, se observan múltiples tonalidades o cambia el color que antes tenía.
  4. El diámetro de la lesión es mayor a 6 mm o la lesión que de un momento a otro empieza a crecer.
  5. Escozor, es decir, la presencia de prurito, picor o “piquiña”.

Para los tumores que no son melanoma, estar muy atento con la aparición de lesiones en las áreas con frecuente exposición solar y que crecen rápidamente o sangran con mucha facilidad.

¿Cómo prevenirlo?

La prevención es la mejor medicina y depende de todos. Por lo tanto, doy algunas claves de cuidado para ti y tu familia:

  • Evitar la exposición al sol entre las 9:00 am y 4:00 pm
  • No usar cámaras de bronceo.
  • Usa ropa que cubra toda su piel y lentes oscuros que tengan protector UV.
  • Incrementa el tiempo bajo la sombra, especialmente en los niños.
  • Usa protectores solares resistentes al agua y al sudor con un factor de protección solar de 30 o más. Aplícalo 30 minutos antes de la exposición solar y cuantas veces lo necesites (cada hora si el sol es directo o cada cuatro horas en caso contrario).
  • Haz ejercicio regularmente en interiores o en exteriores con el uso de protector solar y ropa que cubra la mayor cantidad de piel.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico.

*Médico corporativo Bodytech

Comentarios (0)

Escribe un comentario
¿cómo seguir una rutina de entrenamiento (y no fallar en el intento)?

¿cómo seguir una rutina de entrenamiento (y no fallar en el intento)?

Muchas personas iniciaron el año con el propósito de establecer hábitos de vida saludable, como por ejemplo hacer ejercicio. Estaban llenos de energía, organizaron su tiempo y decidieron empezar una vida fitness con el ejercicio, sin embargo llegaron las excusas, el trabajo, las obligaciones y el ánimo de empezar un nuevo estilo de vida fue disminuyendo hasta que decidieron dejar por completo ese

Scroll para ver la siguiente noticia